La Triple C: La Fórmula del Empleo

13-01-2021 (1113 visitas) | Grupo Élite

Para lograr un buen empleo debes trabajar la Triple C: Currículum + Competencias + Contactos

Autor:
Juan Carlos Martínez Gallardo
Formador y Consultor para el Empleo

 Mi perfil de LinkedIn
 Mi perfil de Twitter

La Fórmula del Empleo. La Triple C: Currículum + Competencias + Contactos

Todos conocemos a personas que son brillantes estudiantes, que tienen un gran currículum académico y multitud de formaciones completadas. Sin embargo no logran insertarse en el mercado laboral, o al menos en puestos de trabajo que cumplan sus expectativas. También conocemos a personas que, sin tener apenas estudios, no paran de trabajar, pasando de una empresa a otra, siempre activos. Del mismo modo, conocemos a personas que, sin tener una gran formación ni competencias profesionales destacadas, han logrado emplearse en puestos de trabajo estables, bien remunerados y con excelentes condiciones laborales. ¿Cuál es la explicación a todo esto?

Voy a hablarte de la Triple C, un recurso que utilizo en los talleres formativos que impartimos. La Triple C es, para nosotros, la Fórmula del Empleo:

Currículum + Competencias + Contactos

Es una suma. Quiere decir que cuanto más desarrollado tengas cada componente, mejor para ti porque tendrás más posibilidades de emplearte.

PRIMER COMPONENTE: CURRÍCULUM

Por supuesto que es importante el Currículum. Siempre ha sido lo más valorado a la hora de lograr un empleo. Cuantos más conocimientos (formación académica, complementaria, idiomas, manejo de herramientas ofimáticas y 2.0...) y experiencia tengamos, mucho mejor, porque nuestro perfil va a ser más completo y puede encajar en un mayor número de puestos de trabajo.

Pero ojo, hay personas, que tienen una gran formación, pero "sólo" tienen eso. Carecen de competencias profesionales que les hagan adaptarse adecuadamente a cualquier puesto. Y tampoco tienen contactos, porque son personas normalmente introvertidas o precisamente porque no tienen competencias profesionales básicas para conocer y contactar con gente interesante para su futuro laboral.

Las personas que "sólo" tienen formación y carecen de experiencias importantes, competencias y contactos, seguramente tengan como mejor salida laboral unas oposiciones, ya que precisamente premia la capacidad de estudio, que es justo lo que mejor sabe hacer esa persona.


Si deseas que tu currículum y tu carta de presentación sean más competitivas, echa un vistazo a nuestros servicios de consultoría:


SEGUNDO COMPONENTE: COMPETENCIAS

Por otro lado, hay personas que no tienen un gran currículum pero poseen competencias profesionales muy desarrolladas, que les hacen adaptarse y desenvolverse en cualquier puesto de trabajo. Son personas "vivas", "espabiladas", que se alinean rápidamente con los objetivos del negocio. Suelen ser personas a las que, precisamente por esta circunstancia, se les dan bien las relaciones personales, y por ello habitualmente también poseen contactos interesantes, que son los que les hacen estar continuamente trabajando, aunque sea enlazando empleos temporales en empresas diferentes.

Este perfil profesional con competencias profesionales muy marcadas son personas cuya salida habitual es la empresa privada y también el emprendimiento, ya que la aventura de "montar" un negocio requiere, sobre todo, de grandes competencias profesionales.

TERCER COMPONENTE: CONTACTOS

Por otro lado, hay personas que no tienen un gran currículum ni tampoco destacan por sus competencias profesionales. En cambio, son personas que saben manejar muy bien la información, sabiendo captar lo que necesitan saber de personas clave y manejar esa información en su beneficio para lograr emplearse. Es más, hay personas que no tienen apenas currículum, no tienen competencias desarrolladas, pero tienen un buen contacto, EL CONTACTO. Y eso es suficiente, muchas veces, para tener un trabajo estable o fijo de por vida. Su salida laboral más habitual es una empresa privada o pública (aquí entraría el nepotismo o "enchufismo").

Ni que decir tiene, que lo habitual es que tengamos un poco o bastante de cada uno de los tres componentes de la fórmula. Es proporcional a la edad que tenemos cada uno. A más edad, mayor currículum acumulado, competencias más entrenadas y desarrolladas, y más contactos vamos acumulando (que debemos cuidar). Como decía, es una suma, y la acumulación nos da cada vez más opciones.



ENTREVISTAS DE TRABAJO POR COMPETENCIAS

Ahora bien, estamos en un punto en el que las empresas ya no miran tanto tu currículum y sí miran, cada vez, más tus competencias profesionales. Si no, que se lo pregunten a Google. Para las empresas, cada vez es más importante contar en su plantilla con personas que aprendan rápidamente sus tareas, que se adapten a los cambios, que tengan capacidad de comunicación hacia el interior y también con clientes y proveedores, que sean creativas, que tengan liderazgo y lo apliquen, que sean capaces de alinearse fácilmente con los objetivos de la empresa y logren un fuerte compromiso con ellas, que tengan capacidad de análisis y emitan su parecer sobre los problemas aportando soluciones. Todo esto, el conjunto de competencias profesionales y personales, priman más actualmente que una titulación académica o que cualquier formación complementaria. Es decir, es el factor clave para que seas la persona seleccionada para un puesto de trabajo.

Una anécdota que respalda esta afirmación

Leyéndome parecería que no tengo formación académica y que por eso parece que la estoy minusvalorando. Pero no es mi caso, todo lo contrario. Es más, como anécdota puedo contar que hace unos años fui entrevistado por una empresa multinacional para un puesto de responabilidad. Me preparé a conciencia la entrevista de trabajo, repasando cada punto de mi CV, analizando en profundidad a la empresa haciendo hincapié en el momento que atravesaba en ese momento, obteniendo información acerca de la persona que vendría a entrevistarme... y recuerdo perfectamente como toda la conversación fue en relación a cómo yo era como persona y como profesional. En ningún momento me hizo referencia a ninguno de los apartados del CV. Le daba igual. Sólo cuando nos despedimos me preguntó: "Por cierto, ¿qué has estudiado?" ¡No había mirado mi currículum! Por cierto, fui contratado.

 

Fuente: randstad.es

Esto que relato es una buena noticia para jóvenes estudiantes, que siempre me preguntan: "¿Y qué pongo en mi currículum si no tengo experiencia?" Y siempre les digo: "A falta de experiencias, competencias". Por eso es realmente importante que te tomes tu tiempo para anotar en un papel cuáles son esas competencias profesionales que posees y que destacan en ti. Esas que sabes que te pueden dar un puesto de trabajo y que te ayudarán a conservarlo.

Competencias profesionales son todas aquellas habilidades o aptitudes que tienes, que te habilitan para un puesto de trabajo y que no tiene porqué tener todo el mundo.

¿Entonces, no sigo formándome?

No es eso. Lo que quiero transmitirte es que buscar un empleo no consiste exclusivamente en seguir alimentando tu currículum a base de formaciones y títulos. Las otras dos Cs que te expongo son igual o más importantes que la primera, el Currículum. Por eso, y como conclusión, los consejos que puedo darte son los siguientes:

  1. Detecta cuáles son tus competencias profesionales y personales más destacables y observa si encajan con lo que piden las empresas actualmente.
  2. Entrena estas competencias clave, ya no sólo para lograr ese empleo, sino también para hacerte fuerte en él.
  3. Sal a conectar con gente, de forma presencial y también online (en pandemia casi es la única opción): asiste a congresos, ferias, cursos, jornadas... donde haya gente interesante para ti, profesionalmente hablando. Y trabaja LinkedIn, generando contactos relevantes, interactuando y conectando con ellos. Si generas valor y demuestras lo que sabes, se van a fijar en ti y será más fácil que te den una oportunidad.

Por último, recuerda que sólo el 20% de las ofertas salen a la luz. Es decir, el 80% restante se cubre por contactos. Quizá es el momento de no dedicarle ahora tanto tiempo a la formación, y dedicar mucho más a entrenar tus competencias y a conocer gente interesante.


¿Buscas cursos online? Echa un vistazo a nuestro Campus Virtual.


 

Política de Cookies Política de Privacidad

Usamos Cookies